Atenea

Buscador

Directrices éticas

Integridad investigadora
En Atenea queremos apoyar una investigación centrada en los más altos niveles de integridad ética, para así conseguir una calidad científica digna. Por ello, consideremos importante, de acuerdo con los estándares de Cambridge University, como valores esenciales la honestidad en el proceso investigador, la transparencia y la comunicación clara entre autores y editores, y el máximo respeto a los participantes involucrados en las publicaciones.
En caso de que alguno de estos aspectos no esté debidamente cumplido en nuestro proceso editorial o como resultado del mismo, será obligación de los editores y autores que lo detecten el comunicarlo a los órganos de dirección de Atenea, aspecto que podrá ser denunciado por cualquier lector, comunicándolo a la dirección de correo de la revista.

Responsabilidad de los órganos de la revista

Director
El Director de Atenea será el responsable de velar por el buen funcionamiento y cumplimiento de los deberes del Consejo de Redacción, evaluadores y autores.
Tendrá como responsabilidad el desarrollo adecuado de la revista y el mantenimiento de la línea editorial, así como a garantizar que se cumpla la periodicidad de la misma.

Consejo de Redacción
El Consejo de Redacción de Atenea es el responsable de analizar y decidir sobre la publicación de los artículos que son remitidos a la revista, procediendo a la aceptación o rechazo de los mismos, teniendo siempre presente la línea editorial de la revista y las directrices emanadas de su Consejo de Redacción.
El Consejo de Redacción velará por la imparcialidad y objetividad de las evaluaciones, evitando cualquier potencial conflicto de interés que pudiera plantearse. Preservará el anonimato de los evaluadores, salvo con expreso consentimiento de los mismos.
Como consecuencia de su propia valoración y de los informes remitidos por los evaluadores, el Consejo de Redacción se pronunciará sobre la aceptación, rechazo, o necesidad de revisión del artículo por el autor antes de su publicación, y comunicará a los autores su decisión, exponiendo las razones que la hayan justificado.
La decisión final sobre la aceptación o rechazo no podrá llevarse a cabo hasta no haber recibido por parte del autor una nueva versión del artículo en cuestión, y tras ser sometido éste a un nuevo proceso de evaluación.

Consejo Científico
El Consejo Científico velará por el cumplimiento del carácter científico de la revista y por el uso de buenas prácticas. Sus miembros promoverán la revista dentro del mundo académico y editorial. Así mismo, evaluarán la línea editorial y asistirá al Consejo de Redacción o al Director en cuestiones como órgano consultivo.

Compromisos de los Evaluadores
El Consejo de Redacción toma en consideración, a la hora de aceptar o rechazar un artículo, los informes y valoraciones preparados por los evaluadores nombrados al efecto.
Tal evaluación será anónima, ciega y habrá más de un evaluador para cada trabajo. Actúan como pares los miembros del Consejo de Redacción de la revista o del Consejo Científico, expertos externos del mundo académico y empresarial, así como los miembros del mundo universitario.
Quién fuera designado como evaluador de un artículo habrá de llevar a cabo su revisión de manera objetiva, expresando sus conclusiones y puntos de vista con argumentos que apoyen los juicios valorativos emitidos y las consideraciones realizadas, evitando apreciaciones personales y subjetivas.
El evaluador deberá mantener la confidencialidad sobre la información a que tenga acceso en su labor, así como poner en conocimiento del Consejo de Redacción de Atenea cualquier posible conflicto de interés que pudiera afectar a la imparcialidad en el ejercicio de la tarea que le ha sido encomendada.

Compromisos de los Autores
Los autores solo podrán enviar para su evaluación artículos inéditos y que no se encuentren pendientes de publicación o evaluación en ninguna otra revista.
Los autores serán responsables de sus trabajos, que habrán de realizar de forma ética y responsable. Presentarán sus trabajos con honestidad, absteniéndose de manipular u omitir la cita de trabajos de terceros, así como de citar aquellos que no hayan leído. Deberán también asegurarse de haber obtenido los permisos con los que en su caso fuera necesario contar para la reproducción del contenido obtenido de otras fuentes.
En los trabajos colectivos, todos los autores habrán de haber realizado contribuciones significativas al contenido de los mismos. Los autores son responsables de la validez de los datos utilizados en sus trabajos y en los que basan sus conclusiones.
Deberán poner en conocimiento del Consejo de Redacción la existencia de cualquier conflicto de interés en el que puedan llegar a encontrarse a lo largo del proceso de publicación. Se comprometen también a comunicar, tan pronto como sean conocedores de su existencia, cualquier error que hayan podido identificar en el trabajo publicado y colaborar con el Consejo de Redacción de Atenea en las acciones que se implementen a continuación para corregir o advertir de la errata constatada.

La responsabilidad última de cualquier expresión o afirmación es del autor, pero desde Atenea no apoyamos en absoluto la difamación de otras personas, grupos e instituciones. Por ello, nos guardamos el derecho a exigir algún cambio en textos que promulguen tales prácticas.

Transparencia
Desde Atenea somos conscientes de la importancia de la transparencia en todos los procesos y publicaciones, y del mismo modo, tratamos de defender estos principios en nuestros semejantes editoriales, editores y autores.

Conflictos de intereses
La revista digital Atenea es una publicación sin ánimo de lucro, basada en la difusión altruista del conocimiento científico relacionado con la historia bélica y militar. Está regida por el sistema de publicaciones en abierto y no pretende ningún pago por la lectura de sus contenidos.
Puede darse el caso de que editores, evaluadores o miembros de cualquiera de los órganos de la revista envíen artículos para su publicación y cuando esto ocurra, el sistema de evaluación será el mismo que para cualquier autor.
En caso de que cualquier miembro de Atenea localice un conflicto de interés deberá comunicarlo a la Dirección para tratar de solucionar el problema.

Integridad de personas y animales
Cuando un artículo incluya los resultados de experimentación con animales o testimonios de personas, estos deben ser respetuosos y mantenerse en los estándares éticos. Cuando se utilice una entrevista para la publicación de un artículo, tanto el entrevistador como el entrevistado deben estar de acuerdo en la publicación en Atenea y se velará porque así sea confiando en que el autor tenga el consentimiento del entrevistado. En el hipotético caso de que la investigación tenga algún componente animal, se valorará que se respeten sus derechos de manera indiscutible.

Redes sociales
Atenea está presente en las redes sociales y redes internas de asociaciones de Historia Actual y Contemporánea. Esta difusión de la revista en ningún momento atentará contra la identidad de los autores, editores o evaluadores y se ajustará a cualquiera de las normas de ética descritas en este apartado.

Censura

Respecto a la censura, para nosotros es un elemento inexistente que confronta con la libertad de expresión por tanto no compartimos su uso y la condenamos.

MALA PRAXIS

Plagio
Se considera plagio a la copia deliberada o no del trabajo de otros, presentada como propia. La revista digital Atenea es contraria al plagio en todos sus aspectos y persigue buenas prácticas alejadas de comportamientos inadecuados.
Para evitar el plagio, es necesario que el autor haga referencia a todas las citas textuales indicando su fuente, también aplicable a parafrasear otros trabajos. Las ideas generales tomadas de otros autores también deben ser referenciadas. Evidentemente, no está permitido cortar y pegar fuentes sacadas de internet ni tomar posesión de la identidad de otra persona sin su conocimiento.
El plagio será extensible a todos los niveles: texto, imágenes, gráficos, fotografías, etc.
Con el sistema de plagio Unicheck, nos aseguramos de que ninguno de los contenidos publicados por Atenea son víctimas de plagio. En caso de descubrir un plagio o uso fraudulento de la autoría de otros autores, el trabajo será inmediatamente rechazado y comunicado al Consejo Científico.

Publicaciones duplicadas
Una modalidad de plagio o falta de ética será la publicación duplicada, que ocurre cuando un autor publica en más de una ocasión el mismo texto, aunque sea en idioma distinto, reproduciendo el mismo conocimiento en dos o más medios. También puede ocurrir con la superposición de textos sin estar debidamente referenciados. En cualquier caso, en Atenea no se admiten este tipo de conductas y cualquier publicación que cometa este tipo de duplicidades será rechazada, con la salvedad de estar referenciado y debidamente justificado.

Falsificación, fabricación y manipulación de imágenes
En Atenea velamos por la autoría de las fotografías e imágenes. Por regla general, no se pueden incluir materiales visuales en los artículos, pero en caso de realizarse, se hará teniendo en cuenta la identificación de éstas y su referencia, indicando la fuente y la procedencia.
Cualquier imagen que no reúna estas características será eliminada previa comunicación a su autor.
Lo mismo ocurre con las imágenes de portadas y presentes en la web, todas ellas son fotografías libres en internet y sin ánimo de lucro por parte de la revista.

Investigación fraudulenta y mala conducta de investigación
Desde Atenea estamos comprometidos con la investigación de calidad y con las conductas de ética, de modo que cualquier mal uso de éstas o malas conductas referidas anteriormente serán castigadas con la retirada de la publicación inmediatamente.

RETRACCIONES Y CORRECCIONES
Del mismo modo que los autores deben corregir los errores cometidos en sus artículos por indicación de los informes de evaluación por doble ciego o por el consejo Editorial, es necesario que la revista haga lo mismo en caso de equivocación.
En Atenea nos preocupamos por mantener una calidad científica alta y por tanto se corregirá cualquier error que se detecte en la web, así como en la edición de los artículos. El equipo de Atenea elevará cuantos errores haya al Consejo Editorial para su subsanación en un proceso continuo.
En caso de que el artículo ya se haya publicado, seremos consecuentes y retiraremos el mismo si incide en alguna práctica inadecuada como plagio, difamación, publicación duplicada o atentado contra la dignidad de otras personas.